a
miércoles 5 octubre 2022
InicioIntrahistoriasPilar de Valderrama, el poema oculto de Antonio Machado

Pilar de Valderrama, el poema oculto de Antonio Machado

Intrahistorias

Más vistas

Pilar de Valderrama, el poema oculto de Antonio Machado

 

 

PILAR DE VALDERRAMA ERA LA MUSA DE MACHADO

 

 

1.- Soria, Segovia, Madrid.  2.- ¿Mujer atrevida?  3.- Admiradora de Unamuno.

 

 

1.- SORIA, SEGOVIA, MADRID

En Castilla se fraguaron los dos amores de Antonio Machado. En Soria, el malogrado de Leonor y, en Segovia, el imposible de Guiomar. En 1909, había contraído matrimonio con Leonor Izquierdo Cuevas, de tan sólo quince años de edad, hija de los propietarios de la pensión donde se alojaba, en la soriana plaza de los Teatinos, hoy calle Estudios. La ceremonia nupcial, que tuvo lugar en la parroquia de Santa María la Mayor, era el comienzo de una breve etapa feliz y desgraciada de la vida del poeta. Dos años después, Leonor cae gravemente enferma en Paris, cuando acompañaba a su esposo, que había recibido una beca de estudios, muriendo algunos meses después.

A los siete años del fatal desenlace, Antonio Machado es trasladado a Segovia, donde permanecerá hasta 1931, en la pensión de la calle Desamparados número 13, propiedad de doña Luisa Tárrega, actualmente convertida en museo. En el Hotel Comercio de esta ciudad castellana es donde Machado conoce a Pilar de Valderrama en 1928, una poetisa casada con Rafael Martínez Romarate, un ingeniero con quien tuvo cuatro hijos, y cuñada de escultor palentino Victorio Macho.

La cita se produjo mediante una tarjeta de presentación de María Calvo, amiga común y profesora de sus hijos. A partir de entonces, Machado y Pilar de Valderrama se verán todas las semanas en Madrid. Pilar se convirtió en Guiomar, la musa de las composiciones líricas del poeta, un apasionado amor desvelado no hace muchos años.

Pilar nunca olvidaría aquel encuentro, la cena en el hotel y el paseo nocturno hasta El Alcázar. Así lo relata en 1941: “No puedo expresar la emoción que tuve al encontrarme con él y estrechar su mano. Era el poeta tan admirado el que estaba ante mí, con su desaliño, sí, pero con un rostro bondadosísimo, una frente ancha y luminosa, una cabeza, en fin, admirable sobre un cuerpo alto, desgarbado y poco atractivo. Al verme, no supe qué pasó por él, pero advertí que se quedó como embelesado, pues no cesaba de mirarme y apenas habló para decirme cuánto sentía estar tan ocupado con los exámenes, que no podía acompañarme ni atenderme como sería su deseo. Añadió que dos días después terminaba su actuación en el tribunal y tenía que irse ineludiblemente a Madrid, lo que lamentaba, pues le agradaría verme y serme útil”.

 

2.- ¿MUJER ATREVIDA?

José Machado, hermano de Antonio y de Manuel, nunca aprobó aquella relación. Cuando en 1947 menciona a Guiomar en su obra Últimas voluntades del poeta Antonio Machado, publicada en Chile, lo hace en un tono inmerecido al afirmar: “A mí me consta que bajo ese bello nombre se oculta el verdadero de la dama. Olvidarlo es de puro sabido, que a los grandes hombres jamás han faltado tal género de admiradoras y que, entre ellas, las más impelentes y atrevidas son las que siempre han conseguido más. Son de la clase de mujeres que no esperan a que las busquen”.

Por esta razón, salvando su reputación, Pilar de Valderrama le envía al padre Félix García el relato acerca de su amistad con Antonio Machado, sus causas íntimas que más tarde plasmará en su autobiografía. Según Pilar, ésta llegó a Segovia como consecuencia de una crisis matrimonial. Ella tenía conocimiento de que su marido mantenía relaciones con una chica que había terminado por suicidarse, arrojándose desde el balcón de su casa en la calle Alcalá de Madrid. Su marido, muy afligido, pretendía de su esposa el consuelo que no le podía dar, inmersa en un profundo dolor que la impulsó a huir a Segovia por unos días, tras aconsejarle su médico un cambio de ambiente.

En Antonio Machado encuentra la ternura de un padre y la elevación de un poeta. Cuando le conoció, Pilar ya era autora de dos libros de poesías: Las Piedras de Horeb y Huerto Cerrado. Pero, después, su influencia resultó decisiva en su poemario Esencia, una síntesis de las dos voces. Por su parte, Machado dedicó numerosas canciones y sonetos a Guiomar. Ambos tuvieron numerosos amigos comunes que les facilitaron la correspondencia postal y los encuentros en Madrid: el actor Ricardo Calvo, Hortensia Peinador, María Estremera y Marta Valdés.

También hacían uso de la agencia privada El Continental para recoger las cartas. Pilar de Valderrama y Antonio Machado se vieron las primeras veces en los jardines de La Moncloa, cerca de la casa de Pilar, un chalet situado en el Paseo del Pintor Rosales 52, construido por su marido. Otras veces, era un antiguo café de Cuatro Caminos. Desde entonces, Machado pasará en Segovia el menor tiempo posible. Iba en tren los domingos por la tarde y regresaba a Madrid los miércoles, deseoso de reunirse con Guiomar.

 

3.- ADMIRADORA DE UNAMUNO

En 1931, Antonio Machado ayuda a proclamar la República en Segovia en un acto que promovía Ortega y Gasset en el Teatro Juan Bravo. Pilar se traslada a Hendaya y Machado acude a visitarla. Tiempo atrás, le había enviado una carta a Miguel de Unamuno, entonces también exiliado en Hendaya, en la que le confesaba: “Es una mujer muy inteligente que conocí en Segovia y ferviente admiradora de usted”. El Rector acostumbraba a llamarle “San Antonio Machado” por su bondad.

La unión sentimental de Machado y Pilar de Valderrama será continua durante los años 1928 a 1935, hasta que la Guerra Civil les separe. El primero partió para Francia antes de acabar la guerra y, la segunda, para Portugal, cuatro meses antes de su inicio, especulándose sobre si el marido había tenido alguna información privilegiada sobre el inminente conflicto bélico. Ya no volverán a verse. En Salamanca, cuartel general de Franco en 1937, Pilar coincide en un teatro con Manuel Machado y le pregunta por el paradero de su hermano Antonio. Éste le contesta que lo ignora. Pilar pasará aquellos días de aflicción y guerra junto a su marido en Paredes de Nava (Palencia), en una finca propiedad de éste que en la Edad Media había pertenecido al señorío del poeta Jorge Manrique, autor de unos versos dedicados a su esposa, doña Guiomar de Castañeda. Allí conocerá la noticia de la muerte de Machado por la prensa.

En 1961, Pilar de Valderrama entrega al Padre Félix García su extracto de memorias Breve historia de la amistad y el afecto que me unieron a Antonio Machado. Antes, en 1950, había autorizado a su amiga Concha Espina para que publicara su epistolario. Ésta la había convencido de que ello facilitaría el retorno de los restos de Machado a España. Del libro de Concha Espina se deducirá que Guiomar es un personaje real, pero no revela su identidad. Es entonces cuando adquiere vital relevancia las investigaciones del salmantino José María Moreiro, corresponsal de ABC en Lisboa, que localiza a Pilar de Valderrama en 1979 y consigue que le relate sus relaciones con Machado, que Moreiro publica en la revista Blanco y Negro.

Pilar muere a los pocos meses en su domicilio de Pintor Rosales 58 de Madrid. Pero había dejado escrita su autobiografía: Sí, soy Guiomar. Memorias de mi vida. La obra apareció publicada en 1981 incluyendo un epistolario de 36 cartas “que había salvado del azar”, según palabras de ella misma, de los varios centenares que destruyó, con una introducción de Jorge Guillén. Moreiro publicó en 1982 el ensayo Guiomar, un amor imposible de Machado, prologado por Rafael Lapesa, un trabajo valioso para conocer la auténtica personalidad del poeta. Después de que falleciera a los noventa años de edad, Guiomar dejó de ser un personaje apócrifo más de Antonio Machado, como lo eran Abel Martín o Juan de Mairena.

(Foto portada. Panorámica de Segovia)

(Fotos nortecastilla) 

 

Pilar de Valderrama

 

Antonio Machado

 

Fonda de Segovia donde vivió Antonio Machado

 

Fuente de la Moncla conde se encontraban

 

ÍNDICE ALFABÉTICO DE TEMAS. ACCESO

Compartir Con:
Califica este Artículo

fernandopema@hotmail.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.